Busque, busque aquí

martes, 3 de abril de 2018

APERITIVO DE PATATA,QUESO Y CHORIZO


PATATA,QUESO,CHORIZO
(APERITIVO)



A la hora de tomarnos una cervecita, un vermut o una copa de vino, siempre es muy agradable tomarnos unas ricas viandas y esta que traigo aquí es una estupenda elección, fácil de hacer y con infinidad de variantes que podríamos hacer, yo aquí le pongo chorizo y queso, pero podríamos poner cualquier otro relleno, como atún, jamón, maíz con queso azul, etc., todo está en poner sabores que nos gusten.

INGREDIENTES:

-         1 Patata grande
-         Chorizo en sarta
-         Queso Manchego, gruyere, etc.




Empezamos lavando bien la piel de la patata ya que no la vamos a pelar, con una mandolina o en su defecto un buen cuchillo cortamos de forma uniforme y a lo largo la patata y vamos emparejando las laminas para que nos sea mas fácil su elaboración, por otro lado cortamos en rodajas el chorizo  con una cantidad de dos o tres rodajas por patata.





Ponemos en una bandeja de horno un papel vegetal  papel de horno, engrasamos con un poquito de aceite y vamos poniendo rodajas de patata reservando su par, encima colocamos un par de rodajas de chorizo y un poco de queso rallado y ponemos la otra tapa de patata encima, presionamos un poquito y acabamos poniendo un poquito de aceite encima de cada patata y metemos al horno que tendremos previamente calentado a 180ºC y dejamos que se hagan unos 15 a 20 minutos, veremos que se doran y ese es el punto definitivo para saber que están bien hechas.









Sacamos del horno ponemos en una bandeja con papel absorbente y dejamos un momento para que se atemperen.



Buen provecho y a disfrutar de el aperitivo, salud...










sábado, 31 de marzo de 2018

BACALAO AL PIL-PIL


BACALAO AL PIL-PIL

Llegamos a una receta que está en el santuario gastronómico de mi madre, si ella me viera hacerla con las modificaciones que aceleran ciertos procesos y todo porque las placas de inducción no son las ideales para menear una olla de hierro colado, me daría de collejas hasta el día del juicio final, pero decir modestamente que el resultado está a la altura de los bacalaos al Pil-pil que hacia mi madre y eso ya es de nota muy alta, yo no uso el bacalao que está seco y lo tengo que desalar, uso un buen bacalao al punto de sal congelado y utilizo 48 horas para efectuar un más que correcto descongelado, por supuesto que el aceite, los ajos y la guindilla son de muy buena calidad y dan el resultado esperado, es decir excelente, así que pongámonos manos a la obra.

INGREDIENTES:

-         Un buen lomo de bacalao
-         Dientes de ajo
-         Guindilla seca
-         Un buen aceite de oliva virgen



Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite, tener en cuenta que los lomos se deben hacer a fuego bajo y es necesario que estén cubiertos por el aceite, este lo ponemos a baja temperatura, laminamos dos o tres diente de ajo y picamos la guindilla y se lo añadimos al fuego y se deben hacer poco, que no se queme el ajo, un ligero dorado y sacamos tanto la guindilla como el ajo del aceite.






Ahora ponemos el lomo de bacalao que habremos troceado en raciones de unos 200gr, siempre con la piel hacia arriba y que el aceite lo cubra todo y dejamos hacer a fuego muy bajo durante unos 10 minutos o lo que necesite para hacerse.



Forma de saber que el pescado está en su punto es ver cómo se separan fácilmente las laminas de carne.

Veremos como el colágeno del pescado se desprende y va formando una costra blanca, eso es muy buena señal y denota una buena calidad del bacalao.

Retiramos del aceite y reservamos en un plato.



Ahora empezamos con el truco para hacer el PIL-PIL, ya que no podemos menear la cazuela, cogemos un colador de metal y empezamos a hacer círculos en una misma dirección sobre el aceite y el colágeno hasta ligar una salsa espesa y untuosa.






Hora del emplatado, ponemos el lomo en el plato y napamos con la salsa al PIL-PIL, ponemos los chips de ajo por encima y picamos un poco de perejil para decorar y dar sabor y color, no queda más que saborear una de las mayores delicias gastronómicas, sencilla de elaborar pero lo dicho, bocado de dioses.





Que disfruten.




miércoles, 14 de marzo de 2018

PIZZA CON BASE DE COLIFLOR


PIZZA BASE DE COLIFRLOR

Uno es un fan de las cocas, pizzas, de la cocina mediterránea y todo lo que tenga verduras, y he visto una variante de la pizza clásica donde la base en vez de ser de harina es de coliflor, me puse a ello y sinceramente el resultado es espectacular, no solo esta rica ya que el relleno lo hacemos con lo que más nos gusta, sino que la base es mucho menos calórica que la habitual de harina, y para los intolerantes al gluten es la opción a escoger, merece muy mucho la pena hacerla y para los que tienen problemas de que su gente no le guste la coliflor, así es infalible y entre sus propiedades está la de ser anti cancerígena, ayuda a que no aparezca.

INGREDIENTES:
-         Coliflor, fresca o congelada 500gr.
-         Huevo 1
-         Queso (Mozarela o cualquier cremoso) 150gr
-         Salsa tomate
-         Sal, orégano, pimienta negra, comino
-         Cebolla
-         Pimiento
-         Aceitunas
-         Queso para gratinar    

     

Empezamos a cocinar, yo he utilizado coliflor congelada, por la mañana la he sacado del congelador y la he dejado unas 3 horas en un colador descongelándose, a la hora de prepararla ya estaba lista, la he cogido y la he puesto en la picadora y le he dado unas tres batidas quedando finamente picada pero con textura granulosa ( si utilizamos coliflor fresca le quitamos el tallo y solo dejamos la flor), ponemos en un bol y lo metemos al microondas durante 8 minutos a potencia máxima.







Preparamos la bandeja del horno poniéndole  papel vegetal o de hornear, sacamos la coliflor del microondas y le añadimos el queso, yo puse unos 50 gr de parmesano (para darle sabor) y 100 de un queso bajo en lactosa, le podéis poner cualquier tipo de queso tipo mozarela, emmenthal, etc., todo a gusto del consumidor, también añadimos al bol orégano, comino, pimienta negra, sal y las especias que nos apetezca, el huevo y lo mezclamos todo muy bien y ahora lo ponemos en la bandeja de horno y extendemos todo muy bien, dándole forma redondeada o como nos apetezca pero dejando menos de 1/2 centímetro de grosor, lo meteremos al horno que lo tendremos previamente calentado a 180ºC y lo dejamos de 30 a 35 minutos, vigilando como se hornea y como va dorándose.










Mientras la base se cocina en el horno, en una sartén pochamos la cebolla, los pimientas o la verdura que nos apetezca poner, champiñones, espárragos verdes, etc. la pizza la podemos complicar o simplificar como nos apetezca, con atún, con fiambre o haciendo la sencilla Margarita de mozarela, tomate y albahaca, todo menos ponerle piña tropical, la mayor aberración que he visto en una pizza, es como pegarte un tiro en la rodilla de lo zafio y mal gusto.



Bien cuando veamos que esta la base dorada, la sacamos del horno y este lo ponemos en posición grill a los mismos 180ºC y nos dedicamos a armar la pizza, una buena salsa de tomate, a ser posible casera, ponemos el relleno y luego cubrimos con un poco de queso para gratinar, volvemos a meter otra vez al horno, pero esta vez en la parte alta para aprovechar el grill y dejamos de 5 a 10 minutos gratinando.







Sacamos del horno y nos disponemos a disfrutar de una exquisita pizza de base de coliflor, cortamos y servimos con una espátula por debajo, ya que a diferencia del pan, esta base como no tiene gluten no se endurece tanto y se podría quebrar por debajo.
Una cervecita o un vinito blanco fresquito y disfrutar bocado a bocado





Buen apetito…