Busque, busque aquí

Cargando...

jueves, 26 de mayo de 2016

RATATOULLE


RATATOUILLE

Receta de la gastronomía francesa, más concretamente de la Provenza que es la huerta del país galo, su sencillez y gran sabor la hacen plato ganador, utilizando verduras de calidad lo llevamos a un nivel superior y su combinación de hierbas provenzales y aceite de oliva como aderezo y un buen horneado nos dará la oportunidad de catar un gran plató, aquí tenemos el pisto manchego, el tumbet mallorquín, la escalibada catalana que se asemejan mucho y tienen el horno como cueva del placer gastronómico, así que apuntar y cocinar.

INGREDIENTES:

-         Berenjena

-         Calabacín

-         Cebolleta

-         Tomate

-         Pimiento verde

-         Pimiento rojo

-         Aceite de oliva virgen

-         Hierbas provenzales

-         Sal y pimienta
 

 

Lo importante para esta receta es cortar todas las verduras del mismo ancho, un buen cuchillo y/o una buena mandolina nos hará que el corte sea perfecto, la otra condición es intercalar las verduras en la fuente para que se asen y mezclen sus jugos, así que mandolina en mano empezamos a cortar y montar.
 








Cogemos una fuente de horno e impregnamos con un buen chorro de aceite de oliva, y vamos colocando las verduras intercaladas, por ejemplo seguimos la pauta de poner una rodaja de berenjena una de tomate otra de pimiento verde, otra de cebolla, otra de pimiento rojo y acabamos con otra de calabacín y así hasta rellenar toda la fuente, si tenemos una fuente de horno redonda queda mas estético, pero con la rectangular también queda bien.
 







Salpimentamos y cogemos las hierbas provenzales y ponemos una buena cantidad sobre las verduras, un buen chorretón de aceite de oliva y metemos en el horno previamente calentado a 180ºC y dejamos entre 25 y 30 minutos hasta que veamos que están hechas.
 





 
Esta es la receta original, he visto que en otras suelen hacer una especie de pisto y lo ponen de base, para mí una burrada pues anularían el sabor de las verduras y predominaría el sabor del tomate, y luego cuando vemos ratatouille de carne o pescado, etc., no es una ratatouille, con ella si podemos y debemos acompañar a pescado o carne, es ideal, pero el horneado debe de ser individual para no mezclar sabores que a lo mejor empeoran el plato más que mejorarlo.

Sacamos del horno nuestra fuente de ratatouille y dejamos reposar un momento para que atempere y servimos, puede servirnos de plato individual como de acompañamiento como digo arriba.




Plato sano, plato sabroso y muy recomendable, así que ha disfrutarlo. 

 

Que aproveche.

 

 

 

 

 

miércoles, 18 de mayo de 2016

TORTILLA VEGANA


TORTILLA VEGANA


Bueno aquí traigo una receta que no va a dejar a nadie indiferente, es hacer una tortilla de papas pero sin usar huevo para cuajarla si no harina de garbanzos que hace la misma función, la harina de garbanzos es sencillamente el garbanzo molido, yo hace años que la uso desde que hago algunos platos de la cocina hindú, en este mismo blog tengo una receta de "pakoras" que suelo hacer muy habitualmente y me encanta, la harina de garbanzo amalgama muy rápidamente y no se necesita mucha cantidad para cuajar la tortilla, no nos llevemos a engaño aunque sea una tortilla de papas y cebolla, el sabor cambiara levemente a un fondo de fruto seco tostado, todo es habituarse, y aunque la tortilla sea vegana, engorda igual que la de huevo, lo único que hemos quitado el colesterol del huevo por el hidrato del garbanzo, es decir cocina sana, pero engorda igual que la otra.

INGREDIENTES:

-         Papas

-         Cebolla

-         Harina de garbanzo

-         Maizena

-         Sal

-         Cúrcuma

-         Aceite de oliva

-         Perejil

-         Agua
 
 
 

Bueno empezamos como la tortilla de papas habitual, pelando y picando las papas, yo sigo el consejo de mi madre y es que las papas hay que cascarlas, es decir metemos un poco el cuchillo y con la muñeca cascamos la papa, así sacamos el almidón y la papa es más rica a la hora de freír, deben quedar los pedazos irregulares pero del mismo tamaño, también picamos la cebolla y ponemos en un cazo o sartén y dejamos hacer a fuego vivo hasta que estén bien pochadas.
 

 

Mientras se pochan las papas y la cebolla en un bol ponemos dos o tres cucharadas de harina de garbanzo (yo esta cantidad la hice como para una tortilla de seis huevos) medido serian unos 50 o 60 gr de harina de garbanzo, añadí una cucharada de Maizena y una cucharita de cúrcuma, para darle un poco mas de color y que es buena para el Alzheimer, remuevo todo muy bien en seco y voy añadiendo poco a poco el agua y removiendo todo muy bien hasta conseguir una textura liquida como la de los huevos batidos, es muy importante esto.
 







 

Es hora de añadir sal y el perejil picado, volvemos a batir y reservamos.    
 



 

Cuando las papas y cebolla estén bien pochadas las colamos y quitamos todo el exceso de aceite, una vez hecho esto viene el matrimonio, la parte más delicada sobre todo las primeras veces, yo la cantidad de harina de garbanzo hidratada que eche se asemeja a la de los huevos que suelo usar con la tortilla normal, así que en el bol tengo la cantidad aproximada, meto las papas y cebollas y remuevo bien y rápidamente hasta conseguir una mezcla homogénea y rápidamente en una sartén caliente y con un poco de aceite pongo la mezcla y empiezo a cuajar, vuelta rápida para evitar que se queme y así un par de veces hasta tener la tortilla hecha.
 






 

Bueno las sensaciones son bien diferentes a la hora de hacerla respecto a la tortilla normal, es más espesa la mezcla y cuesta más moverla en la sartén, y se cuaja mucho mas rápido, por lo que deberemos tener mucho ojo y darle vuelta rápidamente, así un par de veces para tostarla lo justo. La primera es la mas difícil y las siguientes las haremos de memoria.

El sabor difiere de la clásica, pero es una buena tortilla, acompañada de una lactonesa, o salsa de yogurt, acompañando a unos pimientos de piquillo con brandada de bacalao es una delicia, y encima combatimos el colesterol con ella, merece mucho la pena tenerla en nuestro recetario.
 
 

La harina de garbanzos la conseguiremos en cualquier tienda de alimentación oriental, de herbodietetica o como yo aquí en un molino de gofio, también la he visto en grandes superficies, o como dice mi hermana, si tenemos una muy buena batidora de vaso y muy potente, podemos moler y pulverizar los garbanzos en pequeñas cantidades.



 

 

Espero que guste.