Busque, busque aquí

lunes, 18 de septiembre de 2017

LENTEJAS CON CANELA EN OLLA LENTA

LENTEJAS CON CANELA EN OLLA LENTA



No solo traemos una receta, traemos un concepto de cocina tradicional que habíamos perdido, la cocina que nuestras abuelas y nuestras madres en sus años jóvenes realizaban, la cocina de cocción lenta, la del chup-chup que con esos fuegos de leña o carbón daban ese toque magistral sacando las esencias de lo que ponían en las ollas, me acuerdo de esas cocinas de chapa de acero, como con un tirador de hierro iban abriendo los aros y encajaban esas ollas de hierro colado o esas esmaltadas en ese rojo terroso y como estofados, fabadas, lentejas, garbanzos se tomaban el tiempo en bañarse en esos caldos y sofritos para dar lo mejor de sí, como esa olla se ponía a las 6 de la mañana y a la hora de comer estaba lista para ser devorada, donde unos sencillos ingredientes subían a la categoría de manjar.

Con los comienzos de la progresión social llego el gas butano, las cocinas de leña y/o carbón desaparecieron, llego la olla a presión (gran invento) pero cuece en vapor y luego todos los inventos para cocinar súper rápido, últimamente en este círculo de estupidez culinaria en la que estamos viviendo últimamente con tantos programas de cocineros y concursos de cocinas vemos el timo de la estampita y como alardean de creaciones cocinadas en cocción lenta de 12 horas y que luego te presentan una miniatura aliñada con veinte mil laminas de frutas exóticas, flores y germinados y te cobran 120€ y se quedan tan anchos, el nombre del aparatito en la cocina industrial es Ronner, en realidad es una olla que se calienta como máximo a 80ºC y esta olla lleva muchos años inventada, en los países sajones cuando el progreso fue llegando no se olvidaron de incorporar esta olla que seguía proporcionando el Slow cocking, es decir la cocina de la abuela y que la siguen utilizando, aquí nos dieron la olla a presión simplemente por economía, todos los robot actuales se basan en ella pero poniéndoles una batidora dentro y soplándote mas de mil euros por ella.






Esta olla se compone de un cuerpo externo de aluminio o acero que alberga una resistencia y lo que es la olla en si es un cuenco de cerámica esmaltado que es donde realmente cocinaremos y su tapa para evitar la pérdida de calor.

Yo conseguí esta olla de San Ignacio (marca de calidad) en estas tiendas OutLet (MGI tiendas) por 15€, es pequeña para dos o tres  raciones (yo no necesito mas), lo digo porque en estas grandes superficies de electrodomésticos te timan con unos precios mínimos de 100€ y las hay de más de 300€ y hacen exactamente lo mismo que esta, en las grandes superficies de alimentación las he visto entre 60 y 80€.

Bueno una vez lanzada toda mi filípica reivindicativa sobre la cocina tradicional y sana, traemos la receta de mis lentejas que tenemos en este mismo blog pero añadiéndoles un par de cosas nuevas y cocinándolas en esta olla de cocción lenta.

Para mi desgracia las lentejas en particular y las legumbres en general me encanta, pero por motivos de salud mi cuerpo me manifiesta una grave intolerancia, esta vez traigo unas lentejas peladas y nos tiramos sin red a disfrutar de ellas, (si estoy presentando la receta es que estoy vivo), y me ha llamado la atención que en redes donde anuncie la receta y que llevaba canela, llamase la atención, la canela está muy introducida en nuestro recetario nacional, los árabes nos dejaron ese legado aparte de la genética pues estuvieron 8 siglos aquí y guste o no guste es herencia que debemos aprovechar, yo un día viendo un programa de cocina vi a una cocinera vasca/marroquí haciendo las lentejas al estilo de su abuela marroquí y le ponía canela, probé y me encanto, también suelo usar la canela para carnes de pollo y no solo en postres, así que seamos atrevidos y dejémonos sorprender por los sabores, no seamos aburridos en la vida.



INGREDIENTES:

-         Lentejas (yo peladas)
-         Cebolla
-         Puerros
-         Pimiento verde
-         Zanahoria
-         Batata o patata
-         Jengibre
-         Ajo
-         Salsa de tomate o Kétchup gourmet
-         Pimienta negra/Sal/Canela/Comino
-         Aceite de oliva
-         Caldo de verduras o una pastilla de caldo
-         Chorizo

Comenzamos el proceso, con esta olla debemos realizar el sofrito en una sartén aparte y dejarlo listo antes de introducirlo en la cocción.

Picamos la cebolla, los puerros, el pimiento y la zanahoria  y picamos un dedo de jengibre fresco y empezamos a rehogar con un poquito de aceite, salamos para que sude la verdura y vamos añadiendo el resto de los componentes, el chorizo pelado y todo cortado en menudo, la batata la pelo y la corto en dados pequeños y añado a la sartén para conseguir un dorado y añado la pimienta, el comino una pizca y una cucharadita de canela en polvo y remuevo todo bien, ahora añado una cucharada generosa de kétchup gourmet, es decir de muy buena calidad si no lo tengo a mano un buen tomate casero y una cucharita de azúcar y removemos todo muy bien.








Y una vez efectuado todo esto, retiramos del fuego y vamos introduciendo en la olla de cerámica todo este rico sofrito. Yo soy un amante del ajo y en todo cocido pongo unos dientes de ajo con piel que luego devoro con ansias.


Las lentejas las tengo en un bol con agua lavándose durante un mínimo de treinta minutos, luego cuelo y con el chorro del grifo le doy otro lavado y aclarado hasta quitar toda la tierra que le acompaña en el envasado.



Las introducimos en la olla junto al sofrito y removemos muy groseramente, si tenemos caldo de verduras lo añadimos hasta la marca de la olla un dedo o dos por debajo de la tapa y si usamos una pastilla de caldo la picamos introducimos y ponemos agua al mismo nivel indicado.




Ponemos la tapa y dejamos al tiempo hacer la magia, estas lentejas a fuego normal tardarían unos 20 minutos a fuego medio/bajo, yo he usado unas 3 horas y media con esta olla en la posición Low que no llega a los 80ºC, es conveniente cada hora mirar como esta de cocinado y ver si están cocidas en este caso las zanahorias y batata que son las que más tiempo necesitan, si hacemos carne podemos estar de 8 a 12 horas o más, todo dependiendo de lo que vayamos a cocer, el gasto de esta olla de la mía es como el de una bombilla de 100w la hora, menos de lo que te gasta una Termomix, una placa vitroceramica o un horno en hacer un bizcocho.





Y  toca el momento de disfrutar del rico manjar, y paladear sabores de antaño.
Realmente estaba exquisito para mi gusto, esta misma receta la pueden hacer en cocción normal en unos 20 minutos como las lentejas de toda la vida, pero quería hacer un llamamiento a recuperar en casa la cocina de antes, rica, sana, nutritiva y barata y esta herramienta de la olla de cocción lenta nos la da, mas adelante traeré alguna receta mas, y hasta de cocción al vacio para evitar que nos tomen el pelo en tanto restaurante de copete ficticio y de nombre impronunciable.




Saludos y buen provecho.





martes, 25 de octubre de 2016

MOUSSAKA DE ATUN


MOUSSAKA DE ATUN

La moussaka griega no solo es de carne de cordero, hay tantas variedades como regiones hay en Grecia, esta tiene origen en zona costera y pesquera, y yo como en todas las recetas hago una revisión para hacer una versión más ligera y desgrasada a esas moussakas que nos dan por ahí, en esta receta uso bechamel pero habitualmente uso una bechamel falsa hecha con leche evaporada y queso Mascarpone (en mi receta de Lasaña vegetal la hago) también uso salsa de tomate casero, aunque aquí uso una buena salsa comercial, para facilitar el que se pueda hacer esta receta, plato exquisito del Mediterráneo, nutritivo, sano y lleno de sabor, grande como el Tumbet mallorquín, el pisto o la lasaña de verduras, queda muy bien en nuestra dieta mediterránea que nos nutre y nos cuida.

INGREDIENTES:

-         1 Berenjena

-         Setas o champiñones

-         1/2 Cebolla

-         Salsa de tomate (casera o de muy buena calidad)

-         Salsa bechamel (ligera)

-         400gr (2 latas) de atún en aceite de oliva

-         Queso Emmenthal para gratinar

-         Sal, pimienta negra, tomillo, etc.
 
 

Bueno lo primero que empezamos a hacer es cortar la berenjena ya fregada en lonchas de medio centímetro y ponemos en un colador echando sal gorda por encima de ellas y dejamos una media hora para que la berenjena suelte el amargor.
 

 

Por otro lado abrimos las latas de atún y las vaciamos en otro colador y dejamos que se escurra todo el aceite.
 


 

Mientras tanto picamos media cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un poquito de aceite de oliva, picamos las setas y añadimos, salpimentamos añadimos una pizca de tomillo y dejamos hacer bien (yo suelo poner un poquito de vermut dulce o Madeira a las setas pochadas, para darle aroma y sabor), una vez pochadas también lo pasamos por un colador y dejamos que se escurra todo aceite o liquido del pochado.
 






 

Pasado el tiempo cogemos las berenjenas que tenemos en el colador y lavamos con abundante agua para eliminar la sal gorda y los restos amargo de ellas, las secamos bien con papel de cocina y las vamos pasando por la plancha grill que tendremos muy caliente y a la que habremos engrasado con un poquito de aceite de oliva en la punta de una servilleta de papel, es decir con un mínimo de lo mínimo de aceite, y la hacemos bien por las dos caras y reservamos en un plato.
 




 

Y llego la hora del montaje del plato, en una fuente de horno tipo Pírex ponemos en el fondo un poquito de bechamel para que sirva de pegamento y cubrimos con una capa de berenjena, luego aplicamos un par de cucharadas de tomate frito y extendemos, una vez escurridos el atún y el pochado de cebolla y setas lo habremos mezclado bien previamente y ahora aplicamos una generosa cantidad de esa mezcla y extendemos apretando un poco, añadimos unas dos o tres cucharadas de bechamel, extendemos y ponemos una pizca de queso para gratinar y comenzamos de nuevo los mismos pasos con otra capa de berenjenas, salsa de tomate, el resto de atún, bechamel y acabamos con berenjena el resto de la bechamel y queso para gratinar.
 









 

Y es hora de meterla al horno que tendremos previamente caliente a 180ºC y dejamos hacer unos 25 minutos, sacamos y dejamos reposar y nada más nos queda disfrutar de una rica moussaka de atún.





 

buen provecho